Inicio / INTERNACIONALES / El Salvador: dan 1.310 años de cárcel a un pandillero

El Salvador: dan 1.310 años de cárcel a un pandillero

La justicia de El Salvador condenó a un hombre a 1.310 años de prisión y a otro a 945 años, tras declararlos culpables de decenas de asesinatos, entre otros delitos, y de pertenecer a una pandilla (organización criminal).

“A 1.310 años de cárcel fue condenado el pandillero Wilmer Alexander Segovia Téllez”, reportó la Fiscalía General de la República (FGR) en Twitter.

El organismo detalló que Segovia es “culpable de 33 homicidios, nueve proposiciones para cometer homicidio, un intento de asesinato, dos extorsiones y varios delitos más”.

Otra condena de 945 años de cárcel en El Salvador

En el mismo juicio, celebrado en un tribunal de la ciudad de San Miguel, a unos 140 kilómetros al este de San Salvador, otro hombre identificado como Miguel Ángel Portillo fue sentenciado a 945 años de cárcel.

Portillo fue hallado culpable de 22 asesinatos, cuatro proposiciones para cometer homicidio y otros delitos.

Ambos condenados eran miembros de una peligrosa pandilla

Tanto Segovia como Portillo eran miembros de la Mara Salvatrucha, la mayor pandilla, como se denomina en varios países de Centroamérica a las organizaciones criminales.

“Permanecerán encerrados hasta que paguen por cada uno de sus crímenes, nos ocuparemos de eso”, afirmó el fiscal general, Rodolfo Delgado, también en Twitter.

Desde el 27 de marzo del año pasado, cuando la Asamblea Legislativa (parlamento) aprobó un régimen de excepción, más de 64.000 presuntos pandilleros fueron arrestados en El Salvador como parte de una ofensiva del gobierno contra las organizaciones criminales que controlaban gran parte del territorio nacional.

Compruebe también

Alberto Fernández será veedor en las elecciones en Venezuela: «Si Nicolás Maduro es derrotado…»

El expresidente viajará a Caracas para velar por la transparencia de los comicios en Venezuela. …

Un caballo de la Guardia Real mordió a una turista en el Reino Unido y es viral

Pese a las advertencias que estaban en los carteles, la mujer se acercó por demás …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *